LAVADORA QUE NO COGE AGUA

Si su lavadora no llega a coger agua en ninguno de sus ciclos podemos decir que es una avería compleja ya que, intervienen en este proceso una alta cantidad de de piezas o componentes. De esta manera podemos tener un mal funcionamiento del programador o placa electrónica, presostato, cámara o conducto de presostato, electroválvulas, microinterruptor de cierre, bomba de desague con bobina interrumpida, etc. La SOLUCIÓN vendrá dada por la localización del componente defectuoso y su reparación o sustitución si fuese necesario. 

COSTE DE LA REPARACIÓN : BAJO/MEDIO

Modificado por última vez en Miércoles, 18 Noviembre 2015 23:24

Vídeos

PROCEDIMIENTO DE REPARACION

1. Recepción telefónica de consulta o reparación. Será atendido por nuestro personal encargado de la atención telefónica, que le orientará desde el primer momento sobre la avería. Desde ese momento y en un tiempo inferior a una hora el técnico al que corresponda su zona, aparato y marca, se pondrá en contacto con usted para concretar una cita.

     2.  Visita del técnico a su domicilio. En este momento nuestro servicio técnico detectará la avería de su aparato indicándole la forma más aconsejable de actuar, explicándole con todo detalle la reparación necesaria para arreglar su aparato, así como los componentes y/o materiales que fuera necesario substituir, si fuera necesario, a la vez que le dará un presupuesto de la reparación, que de ser aceptado y conforme dará lugar a la reparación de la máquina. Nuestros técnicos utilizarán en todo momento repuestos originales de su marca. Nuestra empresa tiene por norma valorar el alcance de la avería y aconsejar al cliente sobre si, la reparación, merece la pena. Teniendo en cuenta marca, características del aparato así como los años de vida útil que pueda tener en ocasiones es desaconsejable su reparación, estando nuestros técnicos en la obligación de advertírselo de antemano.

   3.  Garantia de reparación. Según REAL DECRETO 58/1988 se establece una garantía mínima de las reparaciones de TRES MESES, tal y como establece la ley. Esta afectará tanto a los materiales empleados en dicha reparación, como a la mano de obra de nuestro servicio técnico, siempre y cuando se origine la misma avería inicial, según las condiciones de la anterior ley mencionada.